¿Qué diferencia hay entre JL Editorial y el resto de las empresas del sector?

Para poder contestar esta pregunta debemos reseñar los tipos de editoriales de acuerdo a la relación que mantienen con el autor.

Convengamos que todas sin excepción son empresas comerciales. Es decir, están concebidas para obtener utilidades por su trabajo. En ese sentido JL Editorial, también. Sería una utopía pensar que no buscamos un rédito económico. La diferencia fundamental reside en la manera de llegar a los objetivos y en cómo benefician a los escritores los servicios que se prestan.

No nos interesa criticar a ninguna editorial, cada una tiene su forma de funcionar, mientras sea legal y transparente.

Así están las editoriales de autoedición que generan sus ingresos ofreciendo servicios de impresión de libros, maquetación de e-books, diseño de portadas, etc. Todo pagado por el autor. A partir de allí, cada uno buscará la manera de captar lectores, promocionarse y vender los libros que ha pagado. 

Luego están las llamadas de coedición en las cuales el escritor paga una parte de los servicios y la editorial la otra. Este tipo de empresa cosechó muy mala fama en los últimos años debido al comportamiento desleal de algunas de ellas. La trampa consistía en inflar los costos de manera desorbitada para que fuese el autor quien pagase todo el proceso más las ganancias. Hoy día se han reciclado y en lugar de pedir dinero obligan al escritor a vender un cierto número de copias durante el primer mes o en la presentación. Los ingresos que obtienen cubren el proceso de edición completo y los beneficios. No es más que una autoedición solapada.  

Por último, están los grandes grupos editoriales tradicionales a los que los autores inéditos o poco conocidos tienen muy poco o ningún acceso. Estas empresas se dedican a publicar a escritores o personalidades cuyo nombre es sinónimo de buenas ventas. Tienen ya su grupo de autores de prestigio o compran la distribución y traducción de superventas a nivel internacional.

JL Editorial no entra en ninguna de las tres categorías. Está abocada a satisfacer un reclamo del mercado, Buscamos nuevos talentos o buenos escritores que esperan su oportunidad. A partir de allí les creamos una imagen acorde a su perfil y los hacemos conocidos en el mercado. Generamos la demanda que necesita cualquier obra para ser un éxito comercial. Este trabajo no es editorial sino publicitario. Una vez conseguida la atención de los lectores publicamos sus obras como una editorial tradicional y de manera gratuita.

¿Qué es lo que paga el autor?

Solo la parte publicitaria y por única vez.

¿Cuánto ha de pagar?

Dependerá de la imagen que tenga cuando llega a nosotros y de la que necesite para su objetivo como escritor. Después y por todo el tiempo que dure su relación contractual, todos los servicios, para todas las obras que genere serán gratuitos y cobrará el canon acordado por cada ejemplar que se venda. Además, tendrá ventajas adicionales para los libros que quiera comprar, promocionales y de asistencia a eventos.

JL Editorial ofrece también la posibilidad de traducir y exportar los títulos a toda Europa sin coste para el autor.