«Si eres famoso puedes escribir muchos libros»

—¡Ja, vaya verdad de Perogrullo! Ya lo sabía yo sin que nadie me lo dijera.

Y si decimos: 

«Si escribes muchos libros puedes ser famoso»

—¡Hombre! Esa puede ser cierta como puede que no… Puedes escribir muchos libros, pero si nadie los lee, no te harás famoso.

Vamos a suponer que escribes muchos libros, los editas, los imprimes y los pones a la venta… ¿Te harías famoso?

—Puede que sí o puede que no… Serían necesarios otros hechos: que sean buenos, que interesen a muchos lectores o, que tenga suerte, supongo.

Eso de la suerte suena a lotería, recuerda que el escritor y ensayista francés André Maurois dijo: 

«Precisamente porque el destino es inmutable, la suerte depende de nosotros mismos»

Eso quiere decir que ese golpe de suerte va a depender de nosotros y no del destino o de la providencia.

Todos los escritores que han invertido años en crear sus obras, corregirlas y pulirlas, esperan ese golpe de suerte, algo que los saque del anonimato y los catapulte a la fama. Muchos intentan con los concursos literarios, otros con la autopublicación y la gran mayoría pasan días, meses o años contactando con agentes literarios y editoriales. El resultado suele ser decepcionante.

En JL Editorial buscamos a esos buenos autores decepcionados para transformarlos en ilusionados con su carrera de escritor profesional. Hacemos edición tradicional: nada de pagar por publicar, ni comprar tus propios libros, ni hacer que los compren tus parientes y amigos. Al contrario, tienes libros gratis para regalarles. Tú cobras los derechos de autor desde el primer ejemplar. Nosotros distribuimos y vendemos, te llevamos a ferias y organizamos tus presentaciones. Tu obra estará físicamente en las librerías y no solo en un catálogo, puede ser traducida al inglés, al francés y al italiano ya que son mercados con los que operamos.

—Vale, ¿dónde está la trampa?

No hay trampa, funcionamos como editorial tradicional. La única condición es que seas famoso o al menos un escritor reconocido. Y no es algo que hayamos inventado nosotros. Ninguna editorial publica libros y los imprime para tenerlos en un depósito. No tendría sentido. Si te dicen eso es que allí sí hay trampa. 

—¿Y si no soy famoso?

Te hacemos… JL Editorial es la única editorial europea que cuenta con su propia agencia de publicidad integral. Podemos llegar a todos los medios y realizar todas las producciones de comunicación sin externalizar ningún servicio. Poseemos estudio propio, cámaras y soporte técnico de ultima generación, un equipo profesional con años de experiencia en la creación de campañas para empresas de distintos países europeos. En un año podemos hacerte un escritor reconocido en el nicho de mercado para el que escribes. Siempre que tu obra sea buena.

—¿Y eso se paga?

¡Por supuesto! Pero mucho menos de lo que puedes imaginar. Piensa que la publicidad es una inversión que todas las empresas realizan para posicionarse en el mercado. La imagen reconocida y reconocible como autor que lograrás va más allá de la publicación de un libro o dos. Nosotros la hacemos accesible porque esperamos que seas parte de nuestra empresa y publiques con nosotros hasta el final de tu carrera como autor.

Recuerda la frase del inicio: 

«Si eres famoso puedes escribir muchos libros»

No es una verdad de Perogrullo. Además de escribir muchos libros puedes vivir bien de lo que más te gusta hacer.

¿Nos contactas?
info@jleditorial.eu

2 risposte a “«Si eres famoso puedes escribir muchos libros»”

  1. En estos momentos estoy repasando todo lo escrito para “A la sombra del parral, allá en la Patagonia” pretendido libro con la histórica relación, en común que disfruté con la presencia de abuelo y la realidad vivida en este confín sureño.
    A través de mis años siempre estuvo presente la imagen, y muchos otros detalles, de abuelo Pedro Mariano. Mientras fueron transcurriendo tuve su constante presencia y admiración por su pasado, ya sea como el soldado español que fue contra la lucha libertaria del pueblo cubano, participando en crueles enfrentamientos contra los marines del ejército invencible de Estados Unidos, como de su valiente determinación de marcharse solo a la aventura para probar fortuna, en la lejana patagónica del sur argentino.
    Durante mucho tiempo, y siempre sin pretensiones de escribir y publicar un libro con todas estas vivencias, fue madurando en mi interior cada capítulo de su historia.
    Todos los hechos y personas, del relato, son reales. Los personajes, con nombres de ficción, están inspirados en gente que, de una forma u otra, he conocido. Algunos por referencias otros directamente frecuentados como familiares, vecinos, compañeros.
    En realidad el relato siguió una línea simple que me permitió imaginar lo necesario para cubrirlo. Al hacer la investigación me encontré con mucho material.
    Hoy puedo decir que este libro se escribió solo, como si abuelo me lo hubiese dictado.
    Llegado el momento de los agradecimientos tendría que incluir simplemente a su memoria.
    En honor a la verdad tengo que agregar que, de acuerdo a los recuerdos, la imagen que conservo, desde los últimos años que vivimos juntos, difiere mucho de la imaginada para el libro. Sí; abuelo Mariano era más bien callado, pronunciaba, tan solo, las frases simples indispensables. A través de las horas en las que permanecimos juntos pude despejar algunas dudas sobre sus vivencias pasadas. Esas palabras fueron las necesarias para ir nutriendo mi imaginación.
    En este momento lo presiento ya anciano, erguido a pesar de sus sufridos 82 años, bien dispuesto para cumplir las propias obligaciones: mantener la huerta familiar prolija bien carpida sin la molesta maleza.
    Era un lujo ver su excelente producción de tomates, choclos, repollos, habas, arvejas, nabos, berenjenas, en fin una completa canasta de productos indispensables. Siempre preocupado por el alimento de los animalitos del corral, del gallinero, las conejeras, el chiquero.
    En la casa “Grande” prácticamente solo se iba al pueblo a buscar lo mínimo: azúcar, harina y algún medicamento.
    Sí; este libro se escribió, como si él me lo hubiese dictado.
    Si bien abuelo tenía una simple ideología, rescatada desde los aconteceres de su tiempo, yo le incorporé aquellos detalles históricos que, obviamente, influyeron.
    Es muy posible que mis características propias adquiridas, durante esta época actual, influyeron para que algunos vuelos poéticos transformaran el relato.
    Pero es la ley de la vida, son dos existencias paralelas complementarias con vivencias particulares transcurridas en diferentes momentos.
    En definitiva fue el esperanzado mundo de un grande y sacrificado luchador con claros convencimientos de un futuro justo, solidario, inclusivo y un actual habitante de esta época cuando definitivamente todos los logros conseguidos por aquella legión de pioneros hoy se están perdiendo paulatinamente.
    El Alto Valle no es hoy aquel que ellos soñaron.
    En aquella época llegaron a existir más de 8.000 familias de productores agropecuarios viviendo en sus propias chacras; innumerables pequeñas bodegas vitivinícolas familiares; no menos de 450 galpones cooperativos de empaque y comercialización de fruta
    Poco a poco van desapareciendo todos esos logros, por diferentes razones.
    Muchas tierras productivas pasan hoy a formar parte de futuros negocios inmobiliarios.
    “Abuelo Mariano, como añoro aquellas simples charlas a la sombra del parral allá en la casa grande cuando me repetías con seguridad y convicción los dogmas fundacionales de tus Cooperativas.”
    Hoy a la distancia quisiera brindar por aquel “tú orgullo chacarero” de conseguir los productos brindados por esta tierra madre, valorados y reconocidos hasta los confines del mundo por el esfuerzo y el tesón de un auténtico productor agropecuario.

    1. Buenos días Pedro,
      Parece ser una historia muy interesante. Para que podamos valorar tu perfil, deberías rellenar la ficha de autor que puedes descargar de nuestra página de contacto. Es una ficha en PDF que tienes que descargar, transformar a word, rellenar y enviar por este medio. También puede ser rellenada a mano, escaneada y adjuntada al mail. Además deberás adjuntar las primeras veinte páginas de tu libro en formato PDF o Word. En cuanto nuestro comité de lectura y el departamento de marketing nos pasen el informe, nos pondremos en contacto contigo. Un saludo.
      JL Editorial.

Lascia un commento

Il tuo indirizzo email non sarà pubblicato. I campi obbligatori sono contrassegnati *